¿Cansado de la excesiva publicidad de YouTube? Descubre cómo librarte de ella

Tu Marketing Bogotá - ¿Cansado de la excesiva publicidad de YouTube? Descubre cómo librarte de ella
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Entérate del por qué YouTube decidió empezar a bombardearte con la excesiva publicidad que arruina tu experiencia, y aprende cómo volver a disfrutar de esta plataforma sin tener que ver un solo video publicitario mientras estés ahí.

Muchas personas coinciden en que YouTube se arruinó por completo desde el momento en que empezaron a bombardear a sus usuarios con publicidad. Otros creen que se arruinó cuando empezaron a censurar los canales conservadores de la plataforma. Lo que pocos saben es que estos dos problemas están íntimamente relacionados, ya que cuando YouTube decidió censurar los canales conservadores, arruinó por completo la forma en que funcionaba su sistema publicitario.

Desde sus inicios, YouTube atrajo a los creadores de contenidos con la promesa de pagarles un dinero a cambio del tráfico que lograran atraer con sus canales. La publicidad que se vendía en la plataforma era presentada al público como pequeños banners en la parte inferior de los videos, los cuales eran poco invasivos y no afectaban mucho la experiencia del usuario. Bajo este modelo, YouTube cobraba a las empresas un importe por las pautas publicitarias que difundiría en su nombre y comisionaba a los YouTubers por atraer al público que se expondría a ellas. Esto llevó a que cada vez más gente se esforzara por generar contenidos creativos, buscando atraer con ello una mayor audiencia y ganar más comisiones en el proceso… definitivamente fue una relación ganar/ganar de ensueño, mientras se respetó la libertad de expresión.

Tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos del año 2016, el cual obedeció totalmente al soporte que ese señor recibió por parte de la ciudadanía en las redes sociales (después de todo el 90% de la cobertura de la prensa y los medios era negativa para él), los gigantes de Silicon Valley decidieron tomar cartas en el asunto y se propusieron callar las voces conservadoras que transmitían un mensaje alternativo al de la prensa corporativa; después de todo, éstas eran las responsables de que el némesis de la izquierda internacional hubiese sido elegido presidente del país más poderoso del mundo.

Cuando empezó la cacería de conservadores en línea, muchos canales de YouTube, que tenían millones de suscriptores y cientos de millones de reproducciones al mes, desaparecieron de la noche a la mañana. Esto fue muy disruptivo para el esquema publicitario que se manejaba en la plataforma, ya que el tráfico en ella se redujo significativamente y las empresas notaron que sus anuncios publicitarios ya no tenían el mismo alcance que antes.

Por este motivo YouTube tuvo que replantear su sistema publicitario y empezar a implementar uno mucho más invasivo, buscando que las pautas publicitarias tuvieran el mismo alcance que antes de que la empresa decidiera espantar a cientos de millones de usuarios.

A pesar de sus esfuerzos, todo parece indicar que el nuevo sistema publicitario no ha logrado compensar la pérdida de tráfico ocasionada por la censura. Por esta razón la compañía está replanteando el modelo de negocio que la llevó a su gloria, y está optando ahora por un modelo de suscripciones en el que los usuarios deben pagar para seguir aprovechando sus contenidos sin tener que lidiar con la molesta publicidad con que los acosan… así es como nació el servicio YouTube Premium que nos ofrecen a todos cada vez que visitamos la plataforma.

En este contexto, mucha gente ha decidido empezar a utilizar otras alternativas que existen en el mercado, tales como Vimeo, Bitchute, Brighteon o Dailymotion. No obstante, la ingente cantidad de contenido que se publicó en YouTube a lo largo de años hace que esta plataforma sea imprescindible para muchas personas, las cuales deben seguir visitándola diariamente, así no sientan afecto por esta compañía.

La solución...

Ahora, ¿qué harías si te decimos que existe una forma de volver a aprovechar YouTube sin publicidad y sin tener que pagar un peso por ello? La solución que te planteamos, por ahora sólo está disponible para los usuarios de computadores portátiles o de escritorio, y se llama “Dissenter”.

Dissenter es un navegador web creado por Andrew Torba, el fundador de la Red Social para la Libertad de Expresión, Gab, el cual es de código abierto y bloquea la publicidad de las grandes empresas de tecnología, así como los rastreadores con que monitorean la actividad de las personas en internet, devolviéndoles su privacidad en el proceso. Actualmente ya son más de 300.000 personas las que lo utilizan diariamente.

El navegador por el momento sólo funciona en sistemas operativos Windows de 64 bits, Linux y Mac. Es probable que los usuarios de Windows se estén preguntando ¿cómo sé si mi Windows es de 64 bits?

Para obtener ese dato deben ingresar a Panel de Control ➡  Sistema, y revisar la parte que encerramos en rojo en la siguiente captura de pantalla:

Puede ser Windows XP, 7 o 10, de 64 bits.

Si tu sistema operativo es Windows de 64 bits (XP, 7, 10), Linux o Mac, a través del siguiente botón puedes descargar gratis tu propio navegador web Dissenter y empezar a disfrutar de YouTube sin publicidad:

Nuestra experiencia con Dissenter hasta ahora ha sido fantástica. Es un navegador rápido que nos devolvió la posibilidad de disfrutar nuestros videos favoritos sin tener que lidiar con la molesta publicidad de YouTube. A lo largo de nuestras jornadas laborales, de estudio u ocio, hemos podido disfrutar de videos musicales, educativos o de entretenimiento durante horas, sin interrupción alguna, y eso es precisamente lo que esperamos que tú también puedas empezar a hacer a partir de hoy.

Comparte esta publicación con tus amigos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *