¿Por qué es importante el día de la madre?

Tu Marketing Bogotá - Por qué es importante el día de la madre
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

El Día de la Madre ya casi está aquí. Es fácil saber que las madres son importantes, pero vivimos en una era en la que el concepto mismo de la maternidad se encuentra bajo ataque, lo cual nos obliga a salir a defender a las mamás y la maternidad.

Decir esto parece extraño, dado el enorme valor que se les ha otorgado a las madres a lo largo de toda la historia de la humanidad. Las mamás proporcionan beneficios invaluables para todos nosotros y su trabajo no tiene precio. “La definición misma de una madre es el servicio desinteresado hacia otra persona”. Un adagio Judío incluso dice que “Dios no pudo estar presente en todas partes, por ende Él creó a las madres”.

Sin embargo, a pesar de la abrumadora importancia que tienen las mamás, al igual que todas las cosas valiosas y decentes, ellas se encuentran bajo asalto hoy en día. Así que este breve artículo tratará de examinar la importancia de la maternidad.

 

La importancia de las mamás

Aquí hay algunas razones por las que el día de la madre es importante:

  1. Si no fuese por tu mamá, tú no estarías respirando en este preciso momento. Por solo eso deberías sentirte agradecido con ella.
  2. Las madres son la columna emocional de las familias. Ellas proveen el cimiento para las emociones de todos y dan su mejor esfuerzo por impedir que algo nos lastime.
  3. Ciertamente, nuestras madres trabajaron duro e hicieron sacrificios para que nuestras vidas fueran mejores. En el mundo no hay mucha gente que esté dispuesta a hacer eso por nosotros, así que asegúrate de hacerle saber a tu madre cuán agradecido te sientes con ella.

El día de la madre debería ser uno de los festivos más importantes del año; de hecho todos los días deberían ser el Día de la Madre. Se me dificulta pensar en un trabajo menos agradecido que el de ser mamá. Quizás uno de los problemas es que en la sociedad se ha tratado de convertir el Día de la Madre en un tributo para todas las mujeres en general. Este es uno de nuestros más grandes errores. Por ejemplo, el Día del Padre no se ha convertido en un tributo para todos los hombres… no… ese día es un tributo para los papás, aunque debemos admitir que ese es otro rol que tampoco recibe el reconocimiento que se merece. Pero hoy hablaremos sobre el Día de la Madre… y sobre nuestras mamás… no sólo las madres que nos dieron la vida, sino también las que les dieron la vida a nuestros hijos.

Como dije antes, es difícil pensar en un trabajo más mal agradecido. Detesto incluso el tener que llamarlo un trabajo, pero es que lo es; es un trabajo de largas horas, sin vacaciones y no remunerado. Dicho esto, ser mamá también es uno de los trabajos más gratificantes que existen. Pregúntale casi que a cualquier mamá y te dirá que no hay ningún trabajo más gratificante que el ser una madre. Ese orgullo… ese sentimiento comienza en el momento en que una mujer descubre que está embarazada… es como si la vida de repente cobrase un significado más profundo… y si tú observas y prestas atención, verás cómo la mujer que una vez conociste de repente se convierte en la mujer más asombrosa que jamás conocerás.

¿Sin las mamás dónde estaría nuestra sociedad? Nuestras madres nos enseñan a nutrirnos y a amar. A través de su guía es que las personas aprendemos a ser empáticas y simpáticas con quienes nos rodean. ¿Cuántas veces has estado en un lugar público en el que un niño se cae de repente y se lastima?… con seguridad habrás visto que 3 o 4 mamás que se encuentren en los alrededores corrieron a brindarle ayuda. Obviamente no todas eran la madre del niño lastimado, pero con seguridad todas tenían una necesidad… una voluntad de asegurarse de que quienes las rodean se encuentren bien.

Yo miro a las mamás que conozco y pienso que todas son sorprendentes por derecho propio. Hay muchos días en los que, si yo estuviese en su posición, terminaría tendido en una cama con una almohada cubriéndome la cara para bloquear la existencia que me rodea… pero una mamá nunca haría eso. Incluso si una mamá está enferma, ella aún sigue cuidando de las personas que ama. Las mamás se auto sacrifican… está en su naturaleza. Yo no creo que esa sea una cualidad con la que nacen las mujeres… en realidad pienso que es una cualidad que adquieren en el momento en que tienen un bebé. Las mamás renunciarían a todo lo que poseen tan solo para asegurarse que sus hijos… sus esposos… sus familias estén bien cuidadas y tengan todo lo que necesitan.

Las mamás también tienen la habilidad innata para hacer que todo esté bien. Tú pudiste tener el peor día de tu vida cuando eras chiquito; seguramente llegaste triste a la casa después de haber tenido una pelea con tu mejor amigo del colegio. Tu mamá te escuchó, limpió tus lágrimas… te dijo cuánto te amaba y te aseguró que ella sabía que al día siguiente tú y tu amigo estarían bien otra vez… luego te dio algo rico para comer y todo estuvo bien de repente. Cuando envejecemos, todo lo que necesitamos es de una llamada a nuestras madres, ellas nos escucharán y sus palabras harán que nuestro dolor se desvanezca. Las mamás nunca paran… ellas nunca tienen un día libre… y lamentablemente nunca reciben la recompensa o el crédito que merecen por todo lo que hacen.

 

La importancia de las madres desde un enfoque científico

Los padres biológicos de un infante no sólo cumplen un rol importante en la transmisión de valores, propósitos y responsabilidades; también son fundamentales para cultivar en el niño un sentimiento de seguridad y bienestar en la vida. De hecho, como un experto lo explicó, la calidad de la relación que un niño establece con su madre “forma el pilar principal de la personalidad que desarrollará”. Un distanciamiento regular y prolongado de la madre puede afectar enormemente el desarrollo intelectual y emocional del niño, pudiendo perjudicarlo a lo largo de toda su vida.

Como escribe el experto en familias, Steve Biddulph, “ahora parece que la interacción de un bebé con su madre, en su primer año de vida especialmente, es el cimiento mismo para el desarrollo de las emociones y la inteligencia humana. En los términos más esenciales, es correcto afirmar que el amor ayuda al desarrollo del cerebro. Las capacidades que más nos caracterizan a los humanos – empatía, cooperación, intimidad, el sentido común, la sensibilidad, el carisma, el afecto y la seguridad personal – son transmitidas en gran medida de una madre a su bebé, especialmente si la madre es poseedora de estas cualidades.”

La ausencia de un padre biológico, o su inaccesibilidad, bien sea física o emocional, puede tener un efecto profundo en la salud emocional de un niño. El psiquiatra Armand Nicholi, de Harvard, ha observado que individuos que sufren de enfermedades severas emocionales en su adultez tienen un factor en común: todos ellos han experimentado la “ausencia de un padre a través de la muerte, el divorcio, un trabajo que lo absorbe completamente u otras razones”.

Un estudio de Noruega, por ejemplo, descubrió que un niño que experimenta menos cuidados maternales que otros, en su vida personal lidia con más problemas conductuales que sus compañeros. El proceso de aprendizaje también puede verse afectado. Ernest Foyer, ex comisionado de educación de EE.UU. y presidente de la Carnegie Foundation para la Enseñanza de Avance, dijo que los niños que pasan mucho tiempo en guarderías sufren en el desarrollo de su lenguaje. Un estudio reciente de 10 años de duración, el cual involucró a 1300 niños estadounidenses, descubrió que entre más horas pase un bebé en una guardería, es más probable que se convierta en un individuo agresivo, desobediente y desafiante. Los investigadores dijeron que esa correlación era cierta, sin importar si el niño provenía de una familia pudiente o no.

El psicólogo educacional, Burton White, director del Proyecto Preescolar de Harvard, ha escrito bastante sobre la crianza de niños en ausencia de los padres. Así es como él resume su experiencia: “Después de más de 20 años de investigación sobre el buen desarrollo de los niños, yo jamás pensaría en llevar a uno de mis hijos a un programa de crianza substituto de tiempo completo, especialmente a programas manejados por organizaciones que atienden varios niños a la vez.”

Los bebés necesitan del amor y la atención de su madre. Los expertos en el desarrollo de los niños explican que los infantes no se involucran en juegos con otros niños hasta que cumplen dos (2) años de edad. La psicoanalista Selma Fraiberg dijo que los bebés son excesivamente dependientes de sus madres hasta que cumplen tres (3) años de edad y que, posteriormente, pueden lidiar sin problemas con su ausencia durante periodos no mayores a medio día.

Como lo dijo Conni Marshner, “la calidad del amor y del cuidado que recibe un niño en sus primeros 3 o 5 años de vida es el principal factor que determinará la forma en que él pensará, aprenderá, amará, apreciará y cooperará con otras personas – en resumen, determinará si ese niño existirá meramente en la sociedad, o prosperará y aportará a la sociedad”.

 

Conclusión

Como se dijo al inicio de este artículo, puede sonar extraño el tener que defender la maternidad; el problema es que vivimos en tiempos extraños en los que hace falta hacerlo. Como George Orwell una vez dijo, “Nos hemos hundido tan profundo que la reafirmación de lo obvio es el principal deber de las personas inteligentes.

Este año, en el Día de la Madre, tómate tu tiempo para agradecerle a tu mamá y, si eres un papá, de agradecerle  a la madre de tus hijos. Hazles saber cuánto significan para ti. Si bien las madres creen que la mayor recompensa que pueden recibir por todo lo que han hecho es que sus hijos resulten ser adultos felices y exitosos, no podemos negar que a ellas también les nutriría el recibir un pequeño reconocimiento de parte de nosotros a lo largo del camino.

En Tu Marketing les deseamos un feliz día a todas las madres, Dios las bendiga y gracias por existir.

Tu Marketing Bogotá - Feliz día de la madre 2019

Suscríbete a nuestro Boletín

Recibe nuestros contenidos directamente en tu bandeja de entrada.

Comparte esta publicación con tus amigos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
© 2019 Tu Marketing Bogotá | Derechos reservados